miércoles, 17 de febrero de 2016

El Derecho al Trabajo en la Constitución



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El empleo se regula en el artículo 35 de la Constitución. El artículo 35 habla del Derecho y del deber de trabajar. Vamos a hablar de los diferentes preceptos que tienen repercusión en materia de empleo en nuestra Carta Magna, porque de ahí arranca todo nuestro modelo.

Derecho al trabajo y Derecho laboral


- Artículos 35.1 y 38 de la Constitución


+ Artículo 35.1 de la Constitución


El artículo 35.1 de la Constitución nos dice que: “Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo”.

El Derecho al trabajo no es un derecho directamente invocable, directamente exigible, no tiene la categoría de Derecho Fundamental. Es un mandato a los poderes públicos para poner en marcha políticas orientadas a dar cumplimiento al contenido de ese derecho.

No todos los derechos tienen la misma categoría ni el mismo peso ni la misma eficacia. El derecho al trabajo no es un derecho directamente exigible.

La Constitución dice que es un deber trabajar. Este deber de trabajar se materializa por ejemplo en la percepción de la prestación por desempleo. La prestación por desempleo, exige una búsqueda activa de empleo por parte del sujeto que percibe una renta con cargo al fondo público, está obligada por ley a informarse, reciclarse, etc. La prestación por desempleo supone obligaciones exigidas por el legislador, exigiéndose una actitud activa del perceptor. Se podrá incluso denegar la prestación por desempleo de no cumplirse lo anterior.

+ Artículo 38 de la Constitución


El art. 35 de la Constitución hay que ponerlo en contraste con el art. 38 de la Constitución, que nos habla de la libertad de empresa. El deber y derecho a trabajar hay que ponerlo en contacto o comunicación con el derecho a crear empresas y a contratar libremente (no se puede imponer la contratación de una determinada persona). Las normas pueden establecer limitaciones como, p. ej., en el acceso al empleo, la no discriminación en el acceso al empleo.

El Estado puede penalizar a los que no colaboran con el desarrollo económico nacional.

Las políticas de empleo pueden abarca un amplio abanico: de creación de empleo genérica indeterminadas, las medidas de acción positiva, medidas para favorecer la presencia de un determinado colectivo infrarepresentado en un determinado sector, ámbito geográfico, etc.

- Artículo 9.2 de la Constitución


Otro precepto importante es el artículo 9.2 de la Constitución, que nos habla de la obligación de los poderes públicos de remover los obstáculos, luchar con los obstáculos que impiden que la igualdad y la libertad sean reales y efectivas y no meramente formal.

- Artículos 40.1 y 2 de la Constitución


Otros artículos importantes son el 40.1, el 40.2 de la Constitución, respectivamente, hacen alusión a la “política orientada al pleno empleo” (mandato de los poderes públicos de orientar las políticas hacia la consecución del pleno empleo) y a la “formación y reorientación profesional” (es un mandato a los poderes públicos para la orientación de las políticas para que la mano de obra de obra también responda a las exigencias productivas).

Son pinceladas, pero no por ello menos importantes, que justifican luego todo el modelo. Los poderes públicos están obligados ha poner en marcha políticas orientadas al pleno empleo, que difícilmente se logrará a corto o medio plazo, y que difícilmente veamos, pero sí debe ser un telón de fondo que enfoque las políticas. Más y mejor empleo para el mayor número de ciudadanos.

La legislación laboral arranca de los preceptos constitucionales que hemos visto.

- Artículo 53.1 de la Constitución


En el art. 53.1 de la Constitución encontramos que nos encontramos no ante un derecho fundamental sino ante un mandato, no siendo invocable antes los tribunales más que en virtud de la Ley que lo desarrolla.

El Derecho al trabajo vincula a todos los poderes públicos, debiendo, además, la Ley que lo desarrolle respetar su contenido esencial.

- Contenido esencial del Derecho del Trabajo


El contenido esencial del Derecho del Trabajo ha sido establecido por el Tribunal Constitucional.

Pone el acento el Tribunal Constitucional en que, para garantizar el Derecho, no es suficiente una política de protección del desempleo (la Constitución exige una política de fomento del empleo, de activación del mismo, e incluso de tendencia al pleno empleo).

Del Derecho Constitucional deriva el principio de estabilidad (Derecho a no perder el empleo). El conocido como empleo de calidad, que hace referencia a muchos matices: condiciones de trabajo dignas, con una estabilidad, un salario digno, etc.

----------

Imagen: La Voz de Galicia

----------

Apuntes de Derecho Laboral recopilados por Javier García de Tiedra González, basados en las lecciones magistrales de la profesora Dulce Soriano Cortés (Universidad de Cádiz).