lunes, 9 de marzo de 2015

La anticipación de la edad de jubilación



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Por diversas razones, básicamente vinculadas con las políticas de empleo y con el control del gasto social, el legislador ha matizado, con mayor o menor rigor, el requisito de la edad estándar de jubilación, previendo varios supuestos de anticipación de la edad de jubilación. La regulación actual se encuentra en los artículos 160 a 167 de la Ley General de la Seguridad Social distinguiéndose una serie de supuestos.

Anticipar la edad de jubilacion

- Jubilación anticipada ordinaria (artículo 161 bis, apartado 2.a de la Ley General de la Seguridad Social)


Se considera como tal el supuesto en el que, sin llegar a la edad general o estándar de jubilación (65 años y 2 meses en 2014) un trabajador, previo cumplimiento de determinados requisitos puede obtener una pensión de jubilación a una edad mínima inferior. Se distinguen dos modalidades de acceso: la que deriva del cese en el trabajo por causa no imputable al trabajador, y la que deriva de la voluntad del interesado.

Las condiciones para causar derecho a la jubilación anticipada por cese en el trabajo no imputable al trabajador son las siguientes: a) Tener cumplida una edad que sea inferior en cuatro años , como máximo, a la edad que en cada caso resulte de aplicación según las reglas generales de jubilación ordinaria (61 años y 2 meses para 2014) b) Encontrarse inscrito en las oficinas de empleo como demandantes de empleo durante un plazo de, al menos, 6 meses inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud de la jubilación. c) Acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 33 años, sin que, a tales efectos, se tenga en cuenta la parte proporcional por pagas extraordinarias d) Que el cese en el trabajo se haya producido como consecuencia de una situación de reestructuración empresarial que impida objetivamente la continuidad de la relación laboral. El artículo 161 bis apartado 2 de la Ley General de la Seguridad Social concreta las causas enumerando las siguientes: despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, despido objetivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, extinción del contrato por resolución judicial conforme a la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal; muerte, jubilación o incapacidad del empresario individual o a la extinción de la personalidad jurídica del contratante; extinción del contrato de trabajo por fuerza mayor constatada por la autoridad laboral; extinción de la relación laboral de la mujer trabajadora como consecuencia de ser víctima de la violencia de género.

El acceso a esta modalidad de jubilación anticipada supone cierta penalización que se manifiesta en la aplicación de coeficientes reductores. Se llevará a cabo una reducción de la pensión mediante la aplicación, por cada trimestre o fracción de trimestre que, en el momento del hecho causante, le falte al trabajador para cumplir la edad legal de jubilación estándar.

En cuanto a las condiciones de acceso a la jubilación anticipada por simple voluntad del interesado son más rigurosas. Así es necesario a) Tener cumplida una edad que sea inferior en dos años, como máximo, a la edad que en cada caso resulte de aplicación según las reglas generales ( DT 20ª de la Ley General de la Seguridad Social) b) Acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 35 años , sin que, a tales efectos, se tenga en cuenta la parte proporcional por pagas extraordinarias. c) Que una vez acreditados los requisitos generales y específicos de esta modalidad de jubilación, el importe de la pensión "a percibir" resulte superior a la cuantía de la pensión mínima que correspondería al interesado por su situación familiar al cumplimiento de los 65 años de edad. En caso contrario, no se podrá acceder a esta fórmula de jubilación anticipada. En esta modalidad de jubilación anticipada la pensión también será reducida mediante la aplicación, de coeficientes en función del periodo de cotización acreditado.

- Jubilación anticipada como derecho transitorio


Se trata de una modalidad de jubilación que preveía ser transitoria en el momento en que se reguló (1966), con las que se pretendían respetar las ventajas que con vistas a la jubilación pudieran ofrecer las normas precedentes, y se mantiene en tanto subsistan personas que pudieron estar acogidas a las mismas (DT 3ª regla 2ª de la Ley General de la Seguridad Social). Esta jubilación anticipada de carácter histórico y transitorio está prevista para los trabajadores que hubieran ostentado la condición de mutualistas por cuenta ajena (en el sistema de Mutualismo Laboral entonces vigente) o bien el 1 de enero de 1967 o bien en cualquier otra fecha con anterioridad Pueden acceder a esta modalidad de jubilación quienes además de ser mutualistas antes de la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Social 1966, tengan 60 años al menos, pero con una reducción en la cuantía de la pensión, que depende de ciertas variables tales como edad del trabajador y los años que acrediten cotizados.