sábado, 21 de febrero de 2015

Clases de desempleo y contenido de la acción protectora de la protección por desempleo



Vamos a ver en esta entrada, en primer lugar, las clases de desempleo (total o parcial); y, en segundo lugar, el contenido de la acción protectora de la protección por desempleo.

Desempleo y Derecho de la Seguridad Social

- Clases de desempleo


Hay que distinguir entre desempleo total y parcial.

+ Desempleo total


Por total se entiende el cese con carácter temporal -suspensión del contrato- o definitivo -extinción-, en la actividad que venía desarrollando (artículo 203.2).

+ Desempleo parcial


Es parcial aquel en que la jornada de un trabajador sea objeto de una “reducción temporal” entre un mínimo de un 10% y un máximo de un 70% no inferior a un tercio, siempre que el salario sea objeto de una reducción equivalente. Por reducción temporal de jornada ordinaria se entiende “aquella que se autorice por un período de regulación de empleo”, por lo que el acceso a la situación legal de desempleo parcial requiere una previa autorización administrativa de la reducción de jornada (artículo 203.3). Esta situación no comprende ni las reducciones definitivas ni las que afecten a todo el período de vigencia del contrato de trabajo.

- Contenido de la acción protectora de la protección por desempleo


La protección por desempleo comprende:

+ Prestaciones económicas directas que consisten en el pago al beneficiario de unas sumas de dinero que compensan su carencia de rentas


En el nivel contributivo esa prestación recibe el nombre de "prestación por desempleo" (artículo 206.1.1.a de la Ley General de la Seguridad Social); y en el nivel asistencial se llama "subsidio por desempleo" (artículo 206.1.2.a de la Ley General de la Seguridad Social). En este nivel se pierde la referencia de esa renta personal anterior y se otorga una renta de subsistencia, si bien se condicionan y gradúan en función de que el beneficiario haya contribuido previamente a la Seguridad Social. En tal sentido se ha afirmado que en realidad se trata de prestaciones contributivas cuya obtención se condiciona, a requisitos propios de las prestaciones asistenciales (carecer de rentas superiores al 75% del salario mínimo interprofesional, tener responsabilidades familiares).

+ Prestaciones económicas indirectas


Consisten en el abono de cotizaciones a la Seguridad Social mientras el beneficiario esté cobrando las prestaciones económicas directas en ambos niveles, si bien, mientras que en el nivel contributivo esas cotizaciones se refieren a la totalidad de las aportaciones teóricamente debidas por empresa (artículo 206.1.1.b de la Ley General de la Seguridad Social), en el nivel asistencial comprende únicamente la asistencia sanitaria y, protección familiar y en su caso jubilación (artículo 206.1.2.b).

+ Prestaciones que conectadas a las políticas activas de empleo (artículo 206.2.)


Destinadas todas ellas, no a remediar la situación de necesidad creada por la contingencia de del desempleo, sino a poner al desempleado en mejores condiciones para salir de la misma. Sólo indirectamente cabe hablar aquí de prestación de desempleo, en el sentido de que mejorando la formación de los desempleados, se les aumenta su posibilidad de encontrar empleo y, consiguientemente de eliminar su situación de necesidad.