sábado, 3 de enero de 2015

Organización administrativa de la Seguridad Social: entidades gestoras y servicios comunes



De acuerdo con el artículo 57.1 de la Ley General de la Seguridad Social, la gestión de la seguridad social debe atenerse a una serie de principios generales: simplificación, racionalización, economía de costes, solidaridad financiera y unidad de caja, eficiencia social y descentralización. Estos principios enunciados en la ley tienen el carácter de principios generales del derecho y, por tanto, pueden utilizarse tanto como criterios interpretativos como, en su caso, para la integración de lagunas normativas.

Servicio publico de empleo estatal

De acuerdo con el artículo 41 de la Constitución, la gestión de la seguridad social debe ser fundamentalmente pública, aunque se admite la colaboración de entidades privadas, como empresas o Mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la seguridad social.

Conforme al principio de descentralización funcional, la gestión de la seguridad social se lleva a cabo por las entidades gestoras, entes públicos instrumentales, especializados en estas tareas. Estas entidades son organismos autónomos, esto es, tienen personalidad jurídica propia y gozan de una cierta autonomía funcional y de gestión, aunque dependen en último término del departamento ministerial correspondiente. Algunas de ellas se integran en la Secretaría de Estado de la Seguridad Social, que a su vez se incluye en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Otras, sin embargo, pertenecen al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Por último, en el ámbito autonómico existen también entidades que pueden gestionar determinadas prestaciones.

- Entidades autónomas de ámbito estatal que operan en el régimen general de la Seguridad Social


Las entidades autónomas de ámbito estatal que operan en el régimen general de la seguridad social son las siguientes:

+ Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS)


Se ocupa de la gestión de las prestaciones contributivas del régimen general, salvo en lo que respecta al desempleo y a las prestaciones de los regímenes especiales que no cuentan con una entidad gestora propia. También gestiona la prestación no contributiva por hijo a cargo y el reconocimiento de la prestación de asistencia sanitaria.

+ Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE o SPEE)


Es un organismo autónomo encargado de ejecutar las políticas de empleo en el ámbito estatal. En materia de seguridad social le corresponde la gestión de las prestaciones por desempleo.

+ Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA)


Esta entidad gestora sustituye al antiguo INSALUD que se ocupaba de la prestación de asistencia sanitaria. No depende del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, sino del Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad. En la actualidad, puesto que, como se ha indicado anteriormente, esta materia se ha descentralizado a las Comunidades Autónomas, las competencias de este órgano son residuales y básicamente se refieren a la gestión sanitaria en Ceuta y Melilla.

+ Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (IMSERSO)


Esta entidad se ocupa de la gestión de las prestaciones no contributivas de jubilación e incapacidad permanente en los territorios de Ceuta y Melilla, puesto que las competencias sobre la materia han sido cedidas a las Comunidades Autónomas. También tiene competencia para gestionar los servicios sociales complementarios de las prestaciones de seguridad social respecto a las personas mayores y dependientes.

En Andalucía, la gestión de las prestaciones no contributivas corresponde al Servicio de Gestión Económica de Pensiones, integrado en la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social.

Por otra parte, el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar tiene una entidad gestora específica: el Instituto Social de la Marina (ISM). Asimismo, los Regímenes Especiales que se aplican a determinados funcionarios están gestionados por entidades públicas específicas, que no se mencionan expresamente en la LGSS, puesto que, en la práctica, su gestión es independiente de la del resto del sistema: la Mutualidad de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE), dependiente del Ministerio de la Presidencia, el Instituto Social para las Fuerzas Armadas (ISFAS), integrado en el Ministerio de Defensa y la Mutualidad General Judicial (MUGEJU), que se inserta en el Ministerio de Justicia.

- Servicios comunes que desarrollan funciones generales para la estructura institucional de la Seguridad Social


Además de las entidades gestoras, existen una serie de servicios comunes, que desarrollan funciones generales para toda la estructura institucional de la seguridad social.

+ Tesorería General de la Seguridad Social


La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) se trata de un servicio común con personalidad jurídica propia en el que se unifican los recursos financieros de la seguridad social en virtud de los principios de caja única y solidaridad financiera (artículo 63 de la Ley General de la Seguridad Social). Las competencias de la TGSS se refieren fundamentalmente a los actos de encuadramiento, a la cotización y a la recaudación, además de las demás funciones que se vinculen a la gestión económica de los recurso de la seguridad social.

+ Gerencia de Informática de la Seguridad Social


La Gerencia de Informática de la Seguridad Social es un servicio común sin personalidad jurídica propia que se ocupa de dirigir, controlar y coordinar los servicios de proceso de datos de las entidades gestoras y servicios comunes.

+ Servicio Jurídico de la Administración de la Seguridad Social


El Servicio Jurídico de la Administración de la Seguridad Social es un servicio común sin personalidad jurídica propia que se encarga del asesoramiento jurídico de las entidades y servicios comunes de la seguridad social, así como de la representación y defensa en juicio de los intereses de la seguridad social y de sus entidades gestoras.

En otro orden de cosas, la Disposición Adicional 7ª de la Ley 27/2011 apunta a una simplificación de la gestión de la seguridad social a través de la futura unificación de distintas funciones en una única Agencia Estatal de la Administración de la Seguridad Social. Cuando se constituyera esta agencia, asumiría las competencias que actualmente desarrollan el INSS, el ISM, la TGSS, la gerencia de informática y los servicios jurídicos de la seguridad social. En cambio, no integraría determinadas materias, que seguirían adscritas a las entidades que actualmente las gestionan: desempleo, servicios sociales, asistencia sanitaria y las mutualidades de los funcionarios y colegios profesionales.