miércoles, 9 de octubre de 2013

Trabajadores agrarios por cuenta ajena fijos y eventuales - Protección en materia de desempleo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
El empresario es el sujeto responsable, durante períodos de actividad, del cumplimiento cabal de la obligación de cotizar, ello de acuerdo a las normas establecidas al respecto en el Régimen General con determinadas particularidades además de conformidad a las pases y tipos de cotización que se encuentren vigentes para cada uno de los ejercicios, de acuerdo a lo establecido en los Presupuestos Generales del Estado. En lo atinente al aporte de la empresa para los trabajadores fijo en lo relacionado con desempleo se estipula una disminución del 2,75% de cuota. La cotización será de carácter mensual en períodos de inactividad y estará a cargo sola y exclusivamente del trabajador.

Trabajador agrario cuenta ajena

Es pertinente relevar que para que las prestaciones por desempleo de trabajadores agrarios sea reconocida, ello para los que trabajan por cuenta propia, es necesario que estén a paz y salvo en lo relacionado con las cotizaciones que corresponden a aquellos periodos de inactividad que, de acuerdo al artículo 6 de la ley 28 de 2011, es su responsabilidad.

Este tipo de protección cobija a los trabajadores fijos y discontinuos, la regulación actual en este sentido se encuentra contenida en la Disposición Adicional Tercera de la Ley 28 de 2011. Se crea entonces una remisión a la Ley General de la Seguridad Social en su título III al igual que a la ley 45 de 2002, derogada solamente en el apartado 1.1. de su artículo 4.

Así las cosas, la protección legal a los trabajadores fijos se presenta en las mismas circunstancias y condiciones que las existentes para los trabajadores por cuenta ajena del Régimen General, principalmente luego de su incorporación a pesar de que este hecho venía acaeciendo desde mucho antes. Por lo tanto, la Ley general de Seguridad Social en su Título III resulta de plena aplicación. En relación a los eventuales, nos debemos remitir a las prescripciones establecidas en la ley 45 de 2002. Este tipo de trabajadores no son titulares de las prestaciones previstas en la Ley General de la Seguridad Social (artículo 215), sólo tienen derecho a la contributivas, consagradas en el artículo 4.3 de la Ley 45 de 2002.

Imagen: Minuto Digital