martes, 29 de octubre de 2013

Escisión Seguridad Social y derecho a la asistencia sanitaria pública



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Desde la expedición de la Ley General de la Sanidad en el año de 1986, la cual tenía por objeto hacer realidad el derecho a la asistencia sanitaria de que son titulares todos los españoles, y el cual se encuentra contemplado en el artículo 43 de la Constitución, se ha venido dando una separación entre el ejercicio de dos derechos: el de asistencia sanitaria pública y el de la Seguridad Social, el cual ha comenzado con la puesta en marcha del Sistema Nacional de Salud además de los diversos Servicios Públicos de saludo aunado a la modificación en lo relacionado a la cobertura de tipo financiero de las prestaciones sanitarias que se encuentra en la órbita de la imposición general desde el año 2001. No obstante, no ha podido obtener la escisión definitiva, así que prácticamente en todos los supuestos existentes, el acceso a la asistencia sanitaria pública estaba antecedido del reconocimiento del derecho no solamente por los diferentes organismos sanitarios, sino también por las entidades gestoras de la Seguridad Social a pesar de que normas expedidas con posterioridad insistieran en la promulgación de un derecho a la asistencia sanitaria que fuera de carácter universal y diferenciado del ámbito de acción de la Seguridad Social, por lo menos en principio.

Derecho seguridad social

En el año 2012, por medio del Real Decreto – Ley 16 de 2012, sobre medidas urgentes para poder otorgar las garantías necesarias a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar tanto la seguridad como calidad de sus prestaciones, entre otras finalidades, integró varias medidas que llevan intrínseco un reforzamiento de todas las relaciones que existen entre el acceso a las prestaciones del Sistema Nacional de Salud y lo relacionado con el derecho a la asistencia sanitaria que se ejerce por medio de la Seguridad Social, llevando a cabo una recentralización en el ámbito del derecho a la asistencia sanitaria en cuanto a las competencias y en favor de las entidades gestoras de la Seguridad Social.