viernes, 22 de marzo de 2013

Trabajos amistosos, benévolos o de buena vecindad



Esta exclusión, que se basa en la ausencia de retribución, abarca dos grandes supuestos:

• Trabajos realizados a favor de una persona en razón de amistad o buena vecindad, que normalmente serán de carácter gratuito y tendrán por objeto atender una situación imprevista o extraordinaria. Por ello, se tratará por lo general de colaboraciones esporádicas u ocasionales.

• Trabajos benévolos, que son los que se realizan por móviles altruistas o por simpatía con una determinada causa. Pueden desarrollarse de manera individual y ocasional, pero también en el seno de una entidad de fines benévolos o humanitarios o para una organización de tendencia, en cuyo caso darán lugar a una relación más prolongada y permanente.