viernes, 22 de marzo de 2013

Trabajo de carácter familiar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
La exclusión se hace respecto de “los trabajos familiares, salvo que se demuestre la condición de asalariados de quienes los llevan a cabo”. Así pues, se configura como una presunción iuris tantum. Por trabajos familiares se entiende colaboración de los parientes en el negocio familiar, que es frecuente en determinados sectores y que convierte a la familia no sólo en unidad de convivencia sino también en unidad económica y de gestión patrimonial. Se entiende que los que trabajan de este modo lo hacen para una empresa común, y que los frutos o resultados de tal trabajo van a parar a un fondo de propiedad compartida a toda la familia. Así, falta en estos trabajos la nota de ajeneidad, que se ve todavía más acentuada si cada uno de los parientes que trabajan de esta manera figura en el negocio como empresarios.

Los trabajos familiares necesitan la concurrencia de dos requisitos para que se cumpla la exclusión:

• Los familiares a que se refiere la exclusión son los que forman el núcleo familiar: cónyuge (no pareja de hecho), descendientes, ascendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción.

• Los familiares deben convivir con el empresario, esto es, con quien figure formalmente al frente del negocio; si bien la STS 26 de octubre de 1989 atenuó este requisito al manifestar la existencia de la excepción en caso de que los familiares no convivan con el empresario pero exista trabajo común y los familiares sean sostenidos económicamente por el empresario.

Esta exclusión se aplica al trabajo que se realiza en el seno de empresas de titularidad individual, o en forma de comunidad de bienes; no a empresas de forma societaria. Esto se debe a que en el último caso la sociedad tiene una personalidad jurídica diferente de la de las personas físicas que poseen participaciones o acciones de la misma o forman parte del consejo de administración, y por tanto un patrimonio distinto del de éstas; lo que hace que no falte la nota de ajeneidad y por tanto no podamos aplicar la presente exclusión.