viernes, 22 de marzo de 2013

Principio de territorialidad y contrato de trabajo



Las normas de conflicto para las obligaciones derivadas del contrato de trabajo se recogen en el Reglamento comunitario 593/2008, de 17 de junio de 2008.

Contrato de trabajo y Union Europea

- Disposiciones del Reglamento comunitario 593/2008, de 17 de junio de 2008 [contrato de trabajo]


Este Reglamento contiene las siguientes disposiciones:

• La Ley aplicable regirá la interpretación del contrato, el cumplimiento de las obligaciones que genere, las consecuencias de la nulidad, la extinción de las obligaciones contraídas y la prescripción y caducidad basadas en la expiración de un plazo (art. 12).

• Las partes contratantes tendrán libertad para elegir el ordenamiento nacional que ha de regir el contrato (art. 3.1), sea el de un país miembro o el de un país no perteneciente a la Comunidad Europea (art. 2). Tal elección puede afectar a la totalidad o solamente a una parte de la relación contractual, y deberá manifestarse expresamente o resultar de manera inequívoca de los términos del contrato o de las circunstancias del caso (art. 3.1). En los contratos duraderos o de tracto sucesivo, las partes pueden convenir en cualquier momento que la relación contractual se rija por una ley distinta de la que lo regía con anterioridad (art. 3.2).

• Las partes contratantes tendrán libertad para elegir el ordenamiento nacional que ha de regir el contrato de trabajo (art. 8.1), pero dicha elección no podrá tener por resultado el privar al trabajador de la protección que le aseguren las disposiciones que no pueden excluirse mediante acuerdo, que en España son las disposiciones legales de derecho necesario y los derechos reconocidos como indisponibles por convenio colectivo. Si las partes no eligen ordenamiento nacional alguno, el contrato de trabajo se regirá por la ley del país en el cual o, en su defecto, a partir del cual el trabajador, en ejecución del contrato, realice su trabajo habitualmente (lex loci laboris). Si esto no puede determinarse, el contrato de trabajo se regirá por la ley del país donde esté situado el establecimiento a través del cual haya sido contratado el trabajador (art. 8.3). No obstante, se aplicará otra regla de conflicto diferente de ésta si del conjunto de circunstancias se desprende que el contrato presenta vínculos más estrechos con un país distinto de los anteriores (art. 8.4). A esta última previsión puede acogerse la regla prevista en el art. 1.4 ET: “la legislación laboral española será de aplicación al trabajo que presten los trabajadores españoles contratados en España al servicio de empresas españolas en el extranjero, sin perjuicio de las normas de orden público aplicables en el lugar de trabajo”.