viernes, 22 de marzo de 2013

Modelos de representación y participación



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
La cogestión. Consiste la gestión de la empresa de forma compartida entre empresarios y trabajadores. Este sistema no se ha establecido de forma pura en ningún lugar del mundo; el caso que más se aproxima es el establecido en la República Federal de Alemania, en el que el sistema se aplica sólo en empresas con forma de sociedad anónima, de responsabilidad limitada y cooperativas que ocupen más de 2.000 trabajadores fijos. En el Consejo de Vigilancia (órgano de la sociedad), la mitad son representantes de los trabajadores, elegidos por éstos; su presidente es elegido con el voto de dos tercios de los consejeros, pero si esta mayoría no se consigue son los representantes del capital los que lo eligen. El presidente tiene voto de calidad en las votaciones del Consejo en caso de empate. El Consejo de Vigilancia designa a los componentes del Consejo de Dirección (órgano de la empresa).

Comités o consejos de trabajadores. Consiste en crear un órgano en la empresa que desempeña la representación de todos los trabajadores de la empresa, estando compuesto únicamente por éstos y no por empresarios, manteniéndose pues ambas partes separadas. La influencia de estos comités en las decisiones de la empresa será mayor cuanto más alto sea el nivel en que se haya constituido tal comité, p.ej., en el nivel de alta dirección en lugar de en los niveles de taller, sección o departamento. Así, la participación de los trabajadores en la empresa va, de menor a mayor grado, desde los derechos de información (el empresario suministra información sobre la empresa a los trabajadores), pasando por la consulta (el empresario está obligado a consultar a los trabajadores o sus representantes en materias que afecten a los intereses de estos últimos, aunque tal consulta no es vinculante –este derecho incluye los derechos de información-), hasta la codecisión (el empresario debe decidir junto con los trabajadores o sus representantes en determinadas materias). Estos grados no son excluyentes, sino que pueden darse de forma simultánea en diferentes materias.

Comités mixtos. Consiste en la creación de comités en los que se integran los representantes de los trabajadores y el propio empresario o sus representantes. Estos comités son una manera de fomentar la colaboración empresario-trabajadores y canalizar los derechos de información, consulta o codecisión que pueden reconocerse a estos últimos. Se dan en Francia y Bélgica, y en cierto modo en España durante la época franquista con los jurados de empresa.

El sindicato en la empresa. Consiste en que el sindicato que represente a los trabajadores de esa rama profesional o territorio sea también el que represente a los trabajadores en el interior de la empresa. Para posibilitar esta representación en la empresa, se crearán las “secciones sindicales de empresa” o representantes como los “delegados sindicales”, que son parte de la organización sindical con posibilidad de actuación directa en la empresa concreta.

La negociación colectiva de empresa. Mediante la intensificación de los medios de negociación colectiva, se fomenta la participación de los trabajadores en la empresa en los sistemas en que no existe ningún otro modelo de participación. El caso más claro es el de Estados Unidos.

Prácticas informales. En los países donde no existe un sistema de participación regulado legalmente, como Estados Unidos y Japón, se utiliza el método de las prácticas “informales”, denominadas así en cuanto que no siguen un programa preestablecido, que consisten en que los empresarios permiten a los trabajadores un cierto grado de participación. Así, este tipo de prácticas se dan tanto en el ámbito directivo (entre directivos y sus colaboradores, de forma que los primeros comparten con los segundos la toma de decisiones) como en los niveles inferiores de la organización empresarial (los empresarios informan y consultan a los trabajadores, mediante medios tales como los círculos de calidad o los grupos autónomos de trabajadores).