viernes, 22 de marzo de 2013

La norma laboral en el tiempo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Principio de modernidad.

Por el principio de modernidad u orden normativo, las disposiciones se derogan por otras posteriores incompatibles de igual o superior rango (arts. 9.3 y 91 CE). Esto permite el cambio normativo y la adaptación de la legislación a los nuevos tiempos, lo cual es crucial para una materia tan evolutiva como el Derecho del Trabajo.

Condición más beneficiosa. Por el principio de condición más beneficiosa, un trabajador puede contar con condiciones laborales más beneficiosas que otros, manteniéndosele en este derecho por haberlo adquirido e incorporado a su relación de trabajo. Las condiciones para que tal condición se considere establecida se han establecido jurisprudencialmente:

• La condición más beneficiosa debe ser fruto de la voluntad deliberada de establecerla, ya sea de forma bilateral (en el contrato individual del trabajador, establecido entre empresario y trabajador) o unilateral (por decisión unilateral del empresario); y no de la mera tolerancia del empresario.

• La voluntad del empresario de reconocer un beneficio que supere lo que las normas legales o convencionales han establecido sobre la materia debe expresarse de forma clara para que se permita la incorporación de dicha condición al nexo contractual. La expresión de dicha voluntad se hace mediante todo lo siguiente:

o El abono durante años de dos pagas extras adicionales, aunque disimulada bajo la apariencia de una concesión graciosa vez por vez con carácter único.

o El abono durante varios años de los gastos de desplazamiento desde el lugar de residencia del trabajador al centro de trabajo.

o El disfrute de un día libre más por mes, que no puede compensarse con una reducción posterior de la jornada.

El principal efecto del principio de condición más beneficiosa es que tal condición no puede modificarse por el establecimiento de una normativa general sobrevenida, de forma que lo establecido de forma convencional por los sujetos prevalece sobre lo regulado posteriormente por la norma. No obstante, si la norma establece mejoras en la condición de los trabajadores que superan la condición más beneficiosa adquirida por el trabajador individual, se aplicará la norma por ser más favorable, y el trabajador perderá su condición más beneficiosa por haber dejado de serlo. Esto se conoce como técnica de la absorción y compensación, que opera sólo respecto de condiciones homogéneas y sólo en caso de que el empresario realice la operación compensatoria sin demora.