viernes, 22 de marzo de 2013

La negociación colectiva como procedimiento



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
El procedimiento tiene carácter autónomo (las reglas o decisiones alcanzadas se adoptan por las propias partes negociadoras y no por una instancia ajena), bilateral o multilateral (tales reglas o decisiones son aprobadas conjuntamente por dichas partes negociadores) y transaccional (se sustenta en un acuerdo de concesiones recíprocas y no en la imposición). Para que el procedimiento de negociación colectiva sea eficaz se requiere el reconocimiento de la autonomía colectiva (capacidad de autoorganización y autorregulación de sus relaciones por parte de determinados grupos sociales), la aceptación el pluralismo social, etc.

Si bien inicialmente la negociación colectiva se dedicó a fijar tarifas salariales mínimas, posteriormente se estableció para la determinación de las condiciones mínimas de trabajo y empleo, compensando así la debilidad contractual de los trabajadores en el mercado de trabajo. Actualmente, además de este último objetivo, la negociación colectiva se ha extendido al ámbito de las relaciones colectivas de trabajo y determinadas decisiones empresariales con repercusión en la esfera laboral; en concreto, las relativas a gestión de recursos humanos, como la organización del trabajo, el calendario, el programa anual de vacaciones, los planes de formación, los planes de igualdad hombres-mujeres y los actos de empleo de afectación colectiva (suspensiones, despidos, modificaciones de condiciones y funciones laborales, creación o mantenimiento de puestos de trabajo).