viernes, 22 de marzo de 2013

La negociación colectiva como estructura



La negociación colectiva se organiza mediante la descentralización o dispersión en muchas unidades o ámbitos de negociación yuxtapuestos (y a veces superpuestos) que forman una tupida red de acuerdos o convenios colectivos (“estructura de la negociación colectiva”).

Según la naturaleza de la regulación de la estructura de la negociación colectiva, distinguimos:

• Sistemas de negociación informal. Son los que se rigen sólo por reglas elaboradas por los propios sujetos negociadores. Estos convenios colectivos carecen de fuerza legal vinculante y su cumplimiento sólo depende de la voluntad de las partes, no pudiendo ejercitarse los medios coercitivos propios del Derecho. Es propio del sistema británico.

• Sistemas de negociación regulada por ley. Son los que se rigen por reglas legales, en mayor o menor medida. La intervención legal se limita, como mínimo, a regular el convenio colectivo como resultado del proceso de negociación colectiva; pero puede extenderse a la regulación de la propia actividad negociadora o a otorgar tal fuerza vinculante al convenio colectivo que integra a éste en el conjunto de fuentes del Derecho. Estos convenios colectivos son vinculantes legalmente y su cumplimiento puede exigirse mediante medios coercitivos. Es propio del resto de países en general.

Según la mecánica procedimental adoptada, distinguimos:

• Negociación periódica. El proceso de negociación se lleva a cabo a intervalos periódicos, interrumpiéndose con la firma del convenio colectivo, que genera un deber de cumplimiento de lo acordado hasta que proceda la revisión o renovación del convenio en la siguiente ronda negociadora. Esta negociación es característica de Estados Unidos y países de Europa continental.

• Negociación permanente. El proceso de negociación se lleva a cabo de forma constante y sin interrupciones; de forma que el convenio colectivo se concibe como un acuerdo abierto que se va conformando y completando de modo sucesivo. Esta negociación es característica del sistema británico.

Según la estructura, distinguimos:

• Sistemas de negociación colectiva simples. En éstos, prevalece claramente una determinada unidad de negociación.

• Sistemas de negociación colectiva complejos. En éstos, no prevalece ninguna unidad de negociación. Dentro de estos sistemas cabe distinguir, a su vez:

o Sistemas de negociación asistemática.

o Sistemas de negociación articulada.