viernes, 22 de marzo de 2013

Funcionarios públicos, personal estatutario y asimilado



Los funcionarios públicos y el personal que presta servicios para la Administración Pública, siempre que, al amparo de una Ley, su relación laboral se regule por normas administrativas o estatutarias, están excluidos del ámbito de aplicación del Estatuto de los Trabajadores.

Estatuto de los trabajadores y Derecho laboral

- Exclusión de los funcionarios del ámbito de aplicación del Estatuto de los Trabajadores


Dicha exclusión, que parece asumida por la propia Constitución, al hablar de un estatuto de los funcionarios públicos distinto del Estatuto de los Trabajadores, se justifica por los principios de jerarquía y eficacia que deben regir el funcionamiento de la Administración, y por los caracteres de inamovilidad y sujeción especial que se suelen atribuir a los funcionarios públicos.

- ¿A quién se aplica esta exclusión?


Esta exclusión se aplica a todas las personas que, en virtud de una norma de rango legal, estén sometidas a un régimen administrativo o estatutario. Esto se concreta en las siguientes personas:

• Quienes tengan la condición de funcionario público por haber obtenido una plaza a través de la correspondiente oposición.

• Personal en régimen administrativo o estatutario, incluyendo el personal eventual o de confianza al servicio de la Administración.

• Personal de instituciones sanitarias, correos y telégrafos.

- ¿Quiénes no están excluidos?


La exclusión no se aplica, pues, a todo el personal al servicio de la Administración. En concreto, quedan excluidos de la misma los siguientes:

• Los altos cargos de la Administración, que constituyen personal laboral.

• Quienes, sin tener plaza en propiedad, ocupen un puesto de funcionario en régimen de interinidad, prácticas o expectativa de destino, que tendrán la consideración de personal laboral.

- Aspectos del Derecho del Trabajo extendidos a funcionarios públicos y personal estatutario


No obstante, hay algunos aspectos del Derecho del Trabajo que se han extendido a los funcionarios públicos y personal estatutario. Así, se aplican a éstos los derechos laborales de dimensión colectiva y, en particular, el derecho de libertad sindical; las normas sobre seguridad y salud en el trabajo (aunque con salvedades); y los derechos de interrupción o suspensión de la relación laboral por razones familiares.