viernes, 22 de marzo de 2013

El Derecho de reunión en la empresa



Los trabajadores de una misma empresa o centro de trabajo tienen derecho a reunirse en asamblea en el lugar de trabajo, si las condiciones del mismo lo permiten. Estos dos requisitos excluyen otras manifestaciones del derecho de reunión, tales como las reuniones que pueden celebrar los trabajadores afiliados a un sindicato en el centro de trabajo, y las reuniones de trabajadores, pertenecientes a una o varias empresas, en cualquier lugar distinto del centro de trabajo.

Derecho de reunion en la empresa y Derecho laboral

- La asamblea y el Derecho de reunión


+ Convocatoria de la asamblea


La convocatoria de la asamblea podrá hacerse por los delegados de personal, el comité de empresa o centro de trabajo, o por un número de trabajadores no inferior al 33% de la plantilla. La convocatoria se comunicará al empresario con 48 horas de antelación, indicando el orden del día de la asamblea; el empresario deberá acusar recibo. La asamblea tendrá lugar fuera de las horas de trabajo, salvo que se prevea otra cosa por convenio colectivo. El empresario no está obligado a facilitar el centro de trabajo para la reunión de los trabajadores si hubiesen transcurrido menos de 2 meses desde la última reunión celebrada, salvo que se establezca otra cosa por convenio colectivo. No están afectadas a esta limitación temporal las reuniones informativas sobre convenios colectivos. Podrá también negarse el empresario a facilitar el centro de trabajo para las reuniones, además de por la causa anterior, si no se cumplen las disposiciones legales (principalmente, las relativas a la convocatoria y comunicación de ésta y del orden del día al empresario); si aún no se hubiesen resarcido o afianzado el resarcimiento por los daños producidos en alteraciones ocurridas en alguna reunión anterior; por cierre patronal legal de la empresa.

+ Presidencia de la asamblea, objeto de la misma y sujetos legitimados a acudir


La asamblea estará presidida por el comité de empresa o los delegados de personal, y sólo podrán tratarse los asuntos que figuren previamente incluidos en el orden del día. Podrán acudir personas no pertenecientes a la empresa, siempre que se comunique esta circunstancia por la presidencia al empresario. Se permiten las reuniones parciales cuando no sea posible la reunión conjunta de la totalidad de la plantilla por trabajarse en turnos, por insuficiencia de los locales o por cualquier otra circunstancia, computándose tales reuniones parciales como una sola que tiene por fecha el día en que se celebró la primera reunión parcial. Los acuerdos deben ser adoptados con el voto favorable de la mitad más uno de los trabajadores de la empresa o centro de trabajo.