viernes, 22 de marzo de 2013

Ejercicio del Derecho de huelga



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El derecho de huelga viene consagrado en el artículo 28.2 de la Constitución, esto es, es un derecho fundamental, con el sistema de protección especialmente reforzado que esto implica. Se configura como un derecho individual de los trabajadores laborales, sean comunes o especiales, que también se aplica a algunos funcionarios públicos, en relación con el reconocimiento a los mismos de la libertad sindical. Tal derecho puede ser ejercitado por los propios trabajadores o por sus representantes, pero en cualquier caso será decisión de cada trabajador individual si sumarse a la huelga o no. La regulación de este derecho está en el Real Decreto Ley 17/1977, de 4 de marzo.

Derecho de huelga y Derecho laboral

- Declaración y convocatoria de la huelga


La huelga deberá declararse y posteriormente deberá establecerse una convocatoria o llamada a los trabajadores afectados. Podrán convocar la huelga tanto los trabajadores individualmente como sus representantes (representaciones profesionales o sindicatos). La convocatoria ha de comunicarse al empresario y a la autoridad laboral competente, en el primer caso para salvaguardar los bienes y derechos afectados y en el segundo para asegurar la publicidad de la huelga y la garantía de los intereses públicos afectados. La comunicación se hará con una antelación mínima de 5 días naturales a la fecha de inicio de la huelga, o de 10 si afecta a empresas encargadas de la prestación de servicios públicos.

- Desarrollo y efectos de la huelga


La huelga habrá de realizarse mediante la cesación de la prestación de servicios por los trabajadores afectados y sin ocupación de los mismos del centro de trabajo o de cualquiera de sus dependencias (entiéndase sin ingreso ilegal en los locales o sin ilegal negativa de desalojo frente a una legítima orden de abandono). El comité de huelga, compuesto por no más de 12 trabajadores afectados por el conflicto, deberá garantizar durante la misma la prestación de los servicios necesarios para la seguridad de personas y cosas. Éstos incluyen los servicios de mantenimiento y seguridad, distintos de los servicios esenciales a la comunidad y los servicios mínimos que han de prestarse.

Los efectos de la huelga son básicamente la suspensión del contrato de trabajo y, en consecuencia, la paralización de las obligaciones básicas de trabajar y retribuir el trabajo (pérdida del salario por los días que dure la huelga). La huelga no equivaldrá a faltar al trabajo, sino que se considera ausencia justificada. Durante el tiempo que se esté en huelga, el trabajador está dado de “alta especial” en la Seguridad Social, lo que significa que cesa la obligación de cotización y el trabajador, aunque sigue protegido por ese sistema, no puede devengar prestaciones de desempleo ni subsidios de incapacidad temporal por el mero hecho de estar en huelga.

 - Conclusión de la huelga


La huelga es en todo caso una situación transitoria que puede concluir por varios motivos: transcurso del período previsto, desistimiento o abandono de los convocantes o de los trabajadores, acuerdo con el empresario o intervención de la autoridad pública fijando un arbitraje obligatorio. El medio de extinción más común es el acuerdo con el empresario, que tiene naturaleza de preacuerdo sobre las cuestiones litigiosas y compromiso de apertura del proceso de negociación colectiva para obtener el correspondiente convenio colectivo que consagre tal preacuerdo.

- La huelga ilícita


Hay 2 tipos de huelga ilícita: las que contravienen lo dispuesto en la ley (huelgas ilegales) y las que se llevan a cabo de modo abusivo o claramente desproporcionado, produciendo en la empresa unos daños desproporcionados (huelgas abusivas).

+ Las huelgas ilegales


Las huelgas ilegales son las que:

. Se sostienen en motivos políticos o cualquier otra finalidad ajena al interés profesional de los trabajadores afectados, salvo que se sostengan en los intereses económicos y sociales de los trabajadores, lo cual está permitido.

. Sean de solidaridad o apoyo, salvo que afecten al interés profesional de quienes la promuevan o sostengan.

. Tengan por objeto alterar, dentro de su período de vigencia, lo pactado en un convenio colectivo o lo establecido por laudo.

. Se convoquen o desarrollen contraviniendo lo dispuesto en el Real Decreto Ley regulador del derecho de huelga.

+ Las huelgas abusivas


Las huelgas abusivas son las que:

. Se realizan de modo sucesivo y en cadena por distintos grupos de trabajadores, o por diferentes secciones de la empresa (huelgas rotatorias).

. Efectúan los trabajadores que presten servicios en sectores estratégicos con la finalidad de interrumpir el proceso productivo. En este caso, la huelga trasciende de su sector y se extiende a todo el conjunto de la empresa. Las huelgas antes enumeradas se presume iuris tantum que son abusivas. Lógicamente, no lo serán si se prueba lo contrario; además de que podrá haber otro tipo de huelgas que sean abusivas si así se demuestra.

La ilegalidad de la huelga, o la comisión de actos ilícitos durante el transcurso de una huelga legal, originará sanciones y responsabilidad patrimonial, en su caso.