viernes, 22 de marzo de 2013

El Derecho de huelga frente al Derecho de cierre patronal



Las principales medidas de conflicto colectivo son la huelga y el cierre patronal, aunque también existen de otro tipo. Las medidas de conflicto colectivo se caracterizan por ser medidas unilaterales que se utilizan como medio de presión a la otra parte de la relación de trabajo, a diferencia de la negociación colectiva, que tiene carácter bilateral.

Huelga y Derecho laboral

- La huelga


La huelga es la tradicional medida de conflicto colectivo de los trabajadores, y consiste en la cesación colectiva y concertada en la prestación de servicios para la defensa y promoción de los intereses laborales y sociales de los trabajadores. Los objetivos y modalidades de la huelga pueden ser muy variados. Así, el objetivo puede ser o bien la mejora de las condiciones de trabajo (huelga laboral), sea en el contexto de la negociación colectiva (huelga contractual) o dirigida a la protección de los intereses laborales en sentido amplio (huelga profesional); o bien la influencia en la gestión de los poderes públicos o la solicitud de medidas sociales en beneficio de la clase trabajadora (huelga político-social).

- El cierre patronal


El cierre patronal o lock-out es la tradicional medida de conflicto colectivo de los empresarios, y consiste en la paralización de la actividad empresarial, con el consiguiente cese en el pago de salarios, para presionar a los trabajadores a favor de las posiciones empresariales. Puede materializarse en la clausura del centro de trabajo o en la prohibición de entrada en él a los trabajadores, pero también en la mera paralización de la actividad productiva o en la negativa a recibir la prestación laboral. El objetivo del cierre patronal puede ser o bien presionar a los trabajadores para imponer una decisión empresarial (cierre ofensivo): o bien actuar en defensa a una medida de conflicto colectivo tomada por los trabajadores para salvaguardar las personas y bienes afectados (cierre defensivo); o bien actuar en defensa a una medida de conflicto colectivo y a la vez ejercer presión, en cierto modo como represalia (cierre de retorsión). No todas estas modalidades de cierre patronal están permitidas, como veremos más adelante.

- Otras medidas de conflicto colectivo de los trabajadores y empresarios


+ Otras medidas de conflicto colectivo de los trabajadores


Otras medidas de conflicto de los trabajadores son el trabajo lento, los piquetes para la expresión de reivindicaciones y para la información de las razones del conflicto, la ocupación del centro de trabajo a fin de paralizar la producción, etc. (asociadas a la huelga); y el boicot, que conlleva un llamamiento a proveedores y consumidores para que rompan sus relaciones contractuales con la empresa (no asociadas a la huelga).

+ Otras medidas de conflicto colectivo de parte de los empresarios


De la parte de los empresarios, otras medidas de conflicto colectivo son la transmisión de información entre empresas acerca del comportamiento sindical de los trabajadores, despidos masivos o selectivos en situaciones de conflicto, utilización del poder disciplinario, etc.