viernes, 22 de marzo de 2013

Derecho Comunitario y competencias en materia laboral



El Derecho comunitario es el conjunto de normas elaboradas en el seno de la Comunidad Europea, que es una organización supranacional a la que España se ha sometido expresamente mediante la ratificación de su Tratado de Adhesión en 1986.

Derecho comunitario y Derecho laboral

- La adhesión a la Unión Europea, prevista en la Constitución


La adhesión a la Unión Europea se realizó de acuerdo con la previsión de la Constitución, mediante ley orgánica, relativa a la “celebración de tratados por los que se atribuya a una organización o institución internacionales el ejercicio de competencias derivadas de la Constitución” (artículo 93 de la Constitución Española). Así, mediante Ley Orgánica 10/1985, de 2 de agosto, España ratifica su Tratado de Adhesión a la Unión Europea.

- Normas de Derecho comunitario: fuentes de Derecho originario o Derecho derivado


Dentro de las normas de Derecho comunitario, distinguimos fuentes de Derecho originario y de Derecho derivado.

+ Fuentes de Derecho originario


Las fuentes de Derecho originario son los Tratados fundacionales, sus modificaciones y los Tratados de Adhesión de los sucesivos miembros de la Unión Europea.

* Tratados fundacionales

Los Tratados fundacionales son:

. Tratado constitutivo de la Comunidad Económica Europea (CEE, ahora CE) adoptado en Roma el 25 de marzo de 157, que entró en vigor el 1 de enero de 1958.

. Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (CEEA o EURATOM) adoptado en Roma el 25 de marzo de 1957, que entró en vigor el 1 de enero de 1958.

+ Modificaciones de Tratados anteriores


Las principales modificaciones de los Tratados anteriores son:

. El Acta Única Europea, que se firmó en 1986 y entró en vigor el 1 de julio de 1987.

. El Tratado de la Unión Europea, firmado en Maastricht el 7 de febrero de 1992 y que entró en vigor el 1 de noviembre de 1993.

. El Tratado de Ámsterdam por el que se modifica el Tratado de la Unión Europea, los Tratados constitutivos de las CCEE y determinados actos conexos, firmado el 2 de octubre de 1997 y que entró en vigor el 1 de mayo de 1999.

. El Tratado de Niza por el que se modifican el Tratado de la Unión Europea, los Tratados constitutivos de las CCEE y determinados actos conexos, firmado el 26 de febrero de 2001 y que entró en vigor el 1 de febrero de 2003.

. El Tratado por el que se instituye una Constitución para Europa, que finalmente no se ratificó y por tanto no ha modificado nada.

. El Tratado de Lisboa, aún pendiente de ratificación y que por tanto no ha modificado nada aún.

+ Fuentes de Derecho derivado: normas vinculantes y no vinculantes


Las fuentes de Derecho derivado son el resultado del ejercicio de competencias normativas atribuidas a las Instituciones comunitarias. Se dividen en normas vinculantes (reglamento, directiva y decisión) y normas no vinculantes (recomendaciones y dictámenes). Veamos las características básicas de cada una de éstas:

. Reglamento: disposición de alcance general que es obligatoria en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro.

. Directiva: acto que obliga a cada Estado miembro destinatario en cuanto al resultado que deba conseguirse, dejando a las autoridades nacionales la elección de la forma y los medios.

. Decisión: acto jurídico individual que está dirigido a determinados Estados miembros y que es obligatoria en todos sus elementos.

. Recomendaciones: tiene por contenido la indicación de una conducta a seguir o la modificación de una situación o comportamiento.

. Dictámenes: contiene una opinión o valoración de situaciones o conductas.

Mientras que el Reglamento es directamente aplicable, la Directiva requiere de una norma interna de trasposición, que puede ser una Ley o un Reglamento, según el rango que requiera en el Derecho nacional la materia regulada. En materia laboral, es factible que la transposición de la Directiva se realice por convenio colectivo, exigiéndose a veces a tal efecto la “petición conjunta” de los “interlocutores sociales” (artículo 18 de la Directiva 2000/78, de igualdad de trato en el empleo, entre otros). La gran mayoría de disposiciones laborales de Derecho comunitario son Directivas de armonización o aproximación de las legislaciones nacionales sobre condiciones de empleo y trabajo.

- Competencias exclusivas de la Comunidad Europea en materia laboral


En materia laboral, la Comunidad Europea tiene ciertas competencias exclusivas, algunas competencias compartidas con los Estados miembros y posibilidad de regular determinadas materias.

+ Materias relativas a las competencias de la Comunidad Europea en materia laboral


Las competencias exclusivas de la Comunidad Europea en materia laboral están limitadas, pues la producción jurídica en este ámbito corresponde principalmente a los Estados miembros. Dichas competencias se centran en las siguientes materias:

. Regulación básica de la libre circulación de trabajadores.

. Establecimiento de las medidas de acompañamiento vinculadas con la libre circulación de personas relativas a los controles en las fronteras exteriores, el asilo y la inmigración (flujos migratorios).

+ Competencias compartidas de la Comunidad Europea con los Estados miembros en materia laboral


La Comunidad Europea goza de competencias compartidas con los Estados miembros en materia laboral, pudiendo emitir las siguientes disposiciones mínimas:

. Mejora del entorno de trabajo.

. Condiciones de trabajo.

. Información y consulta a trabajadores.

. Integración de personas excluidas del mercado de trabajo.

. Igualdad entre hombres y mujeres.

Generalmente, la Comunidad Europea desempeña estas competencias compartidas en materia laboral mediante Directivas, de forma que se deja a los Estados miembros la forma y los medios de alcanzar el resultado obligatorio.

- Otras materias reguladas por la Comunidad Europea


Además, la Comunidad Europea puede regular, con unanimidad, las siguientes materias:

. Seguridad Social y protección social de trabajadores.

. Protección de trabajadores en caso de rescisión del contrato laboral.

. Representación y defensa colectiva de los intereses de trabajadores y empresarios.

. Condiciones de empleo de nacionales de terceros países que residan en territorio de la Comunidad.

. Contribuciones financieras dirigidas al fomento del empleo y a la creación de empleo.

Quedan expresamente fuera de la competencia normativa comunitaria las remuneraciones, el derecho de asociación y sindicación, el derecho de huelga y el derecho de cierre patronal; la armonización de las disposiciones legales y reglamentaras de los Estados miembros respecto de las medidas no financieras de fomento del empleo y de la formación profesional.

Finalmente, cabe destacar que la aplicación del Derecho comunitario corresponde tanto a los tribunales nacionales, que deberán aplicar la norma comunitaria con preferencia a la norma interna contradictoria, como al TJCE.