viernes, 22 de marzo de 2013

Delimitación del conflicto colectivo



La existencia de intereses contrapuestos dentro de las relaciones de trabajo produce con frecuencia situaciones de conflicto entre trabajadores y empresarios, conocidas como situaciones de “conflicto colectivo”, que llevan a unos u otros a tomar “medidas de conflicto colectivo” (huelga, cierre patronal, etc.).

El conflicto colectivo se caracteriza por existir: a) enfrentamiento entre las partes implicadas; b) alcance colectivo; c) contenido laboral. Estas características distinguen al conflicto colectivo del conflicto político o social, así como del conflicto individual (entre un trabajador y un empresario) o plural (varios conflictos individuales). Los conflictos colectivos pueden ser de reglamentación, si pretenden presionar para la regulación de una determinada materia; o de aplicación, si pretenden o bien excluir o bien dar una determinada interpretación a una norma preexistente.